domingo, 10 de junio de 2007

Prólogo a "La despedida de mamá".

Nunca antes había escrito una obra por encargo. Ésta lo es.

En junio de 2005, después de permanecer más de quince años en los cajones, mi obra “Mañana cumple usted dieciocho años” fue estrenada por la compañía de teatro CHAMPAGNE en el Teatre Joventut de L’Hospitalet de Llobregat. Aquel estreno fue un éxito, o como tal lo viví yo. Al buen hacer de los miembros de la compañía se unía la gran ilusión que vertieron en el proyecto, en una cantidad tan generosa que, normalmente, sólo es posible cuando algo se hace por afición y no a cambio de una contrapartida económica.

Aquel estreno tuvo para mí un sabor especial. Era la primera vez que mis personajes adquirían vida más allá del ámbito escolar, donde sí que había estrenado algunos textos breves, escritos para mis alumnos. La emoción del momento, al final de la representación, entre los aplausos del público y los agasajos que me dispensaron las actrices, me hizo prometerles que escribiría un nuevo texto pensando en ellas. “La despedida de mamá” es el texto prometido.

En ningún momento me he arrepentido de aquella promesa, aunque no ha sido fácil de cumplir. La peculiaridad de la compañía CHAMPAGNE, compuesta por nueve mujeres y un solo hombre, exigía que fuera una obra con un reparto prácticamente femenino y, en todo caso, un actor, como ya ocurría en “Mañana cumple usted dieciocho años”. A este reto se unía el de componer una obra amena y divertida, porque, entre tanta sinrazón como nos envuelve, la mayoría del público suele ir al teatro a divertirse. Y a todo ello sumaba, además, mi modo de entender el teatro: a la vez que se entretiene al espectador, hay que inquietarlo de algún modo para que forme parte de la representación, hay que hacerle pensar.

De momento, he superado el primer reto: he escrito una obra de teatro para nueve mujeres y un hombre. No sé si lograré superar los otros dos. Como siempre, habrá de ser el público quien tenga la última palabra.


Luis María Llena León.
Barcelona, agosto de 2006.

No hay comentarios: