sábado, 5 de noviembre de 2011

BUENA GENTE. Dmp71.

Veo en el Telediario un breve reportaje sobre algunos cooperantes españoles. Lo emiten ante el nuevo secuestro de dos cooperantes españolas en Kenia. Me emociono al escuchar a estas personas y sus motivaciones para abandonar su casa, su ciudad, su gente, e irse a otros países a colaborar en el desarrollo, la educación o la sanidad. Reflexiono y pienso que en el mundo hay buena gente, aunque a veces pueda parecer invisible, sobre todo para los medios de comunicación.

Dice el proverbio que “hace más ruido un árbol que cae que un bosque que crece”. La maldad, la destrucción, la muerte siempre hacen más ruido que la bondad, el servicio y la solidaridad. Pero no podemos olvidar que hay muchas personas que pasan por el mundo sembrando vida y que, probablemente, son muchas más que las que se dedican a sembrar muerte. Por eso se agradecen reportajes como el que acabo de ver.

A veces me ha dado por pensar que si un extraterrestre hubiera de conocernos por lo que aparece en televisión, tendría una idea algo desviada e inexacta de la humanidad. Conozco la máxima periodística que afirma que “si un perro muerde a un hombre no es noticia, en cambio, si un hombre muerde a un perro sí”. Pero el extraterrestre, viendo nuestros noticiarios, se haría la falsa idea de que habitualmente los hombres muerden a los perros y que jamás un perro mordió a un hombre. No sé si me entendéis.

La bondad existe y hemos de publicitarla. Antaño, los jóvenes leían vidas de santos y de héroes. Desaparecida esa costumbre, no podemos renunciar a ofrecerles modelos de vida. Más allá del delito y la violencia, más allá del cotilleo y el famoseo, más allá del éxito, la riqueza y el glamur, los jóvenes han de saber que existen otros modos de vivir y que, además, no son en absoluto castradores, sino que son maneras de vivir que podrán aportarles plenitud y tanta felicidad (probablemente más) que aquellos otros.

La bondad existe, aunque los medios de comunicación no suelan proyectar sus focos sobre ella; por eso agradezco un reportaje como el que acabo de ver. ¡Lástima que mis alumnos no suelan ver Telediarios!

La bondad me emociona. Vista en televisión y contemplada en la vida real. No creo ser el único al que eso le ocurre y, por ello, insisto en que debemos presentarla sin rubor. Tal vez, sin falsa modestia. Los modelos en primera persona siempre llegan más que los testimonios narrados en tercera. Se necesita gente buena. Y tú puedes ser uno de ellos.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Absolutamente de acuerdo!!!
También a mi me emociona ver que hay personas dispuestas a escribir sobre lo que realmente piensan y sienten.

Anna clorofil.la dijo...

Efectivament, la bondat existeix i també aqui ben a prop de casa quan un se'n ocupa d'una velleta o dels sense sostre... i potser aquesta tasca és menys mediàtica pero no per això menys potent.
Anna clorofil.la

Wenceslao Mohedas Ramos dijo...

Buenas tardes, estimado amigo Luis; tengo tantas tareas con el proceso de mi jubilación, con las cargas y cargos del Hogar Extremeño y otros asuntos que, aunque he entrado en tu bello blog, no me he detenido a hacer ningún comentario; hoy, sí lo hago.Me ha gustado tu esrito "Buena gente" y coincido contigo en la tesis que defiendes. Tienes toda la razón... Hay valores que cuestan poco y valen mucho: la bondad, la nobleza, la empatía, el altruismo, etc. Viendo a ciertas personas generosas y quijotescas que sacrifican su vida por ayudar a los demás, a los más humildes y necesitados..., uno se siente orgulloso de pertenecer al género humano. Es la cara dela moneda frente a la cruz de esos seres que sólo tienen de de "humano" la figura...
Gracias por las invitaciones a las representaciones teatrales, pero andamos muy ocupados en el Hogar...
Aquí te introduzco un soneto que compuse recientemente sobre esas modas "modernas" de esos seres que piensan que la "modernidad" está mn seguir "modas sin modales...
Un abrazo fraterno de tu amigo
Wenceslao Mohedas Ramos

NO CRITICO A PERSONAS, SÍ SUS VICIOS

La envidia de la virtud
hizo a Caín criminal.
¡Gloria a Caín! Hoy el vicio
es lo que se envidia más.
Antonio Machado


No critico a personas, si sus vicios
- unas veces en serio, otras en broma –
porque el vicio es voraz, un carcinoma
que carcome a los seres con suplicios.

Los convierte en esclavos vitalicios,
sin indicios de herida o de hematoma
porque horada por dentro tal carcoma
y camufla sus graves estropicios…

Y me duele aobservar a tantos seres
enredados en redes talen soga
que les tienden mezquinos mercaderes.

Con nefastas sustancias tan en boga,
sólo buscan efímeros placeres
en un mundo brutal que los ahoga.

Wenceslao Mohedas Ramos
Vocal de Cultura del Hogar Extremeño