lunes, 1 de diciembre de 2014

LUNES POR LA MAÑANA después de un fin de semana muy lluvioso. Dmp144.

El amanecer sonríe entre las nubes
después de tanto llanto.
El sol reclama un hueco
entre algodones negros.

Dormidos en los trenes
volvemos al trabajo.
El llanto va por dentro.
Y yo, ¿por qué sonrío?
Me gusta mi trabajo.

No hay comentarios: