miércoles, 18 de marzo de 2009

FALSOS AGENTES DE LA AUTORIDAD. Dmp20.

Vivo en un barrio barcelonés en el que, desde hace dos meses, se ha implantado la zona verde de aparcamiento. Desde ese día, agentes de la Guàrdia Urbana patrullan nuestras calles constantemente. O eso creen muchos de los vecinos, ignorando que, en realidad, no son agentes de la autoridad, sino simples vigilantes disfrazados de tales. La indumentaria de guardias y vigilantes tiene unas diferencias tan mínimas, que muchos vecinos los confunden.

Me sorprende que sea una institución pública quien fomente este malentendido; me sorprende que lo promueva el Ayuntamiento que, en teoría, está para servir al ciudadano, no para engañarlo con ánimo recaudatorio. Me sorprende, igualmente, que los verdaderos agentes de la autoridad, los agentes de la Guàrdia Urbana, no se rebelen contra esta suplantación.

Pero lo que más me ha sorprendido es que esos falsos agentes de la autoridad ya no denuncian solamente a los vehículos que han excedido su tiempo de aparcamiento en las zonas verde o azul, sino que denuncian también a todo vehículo supuestamente mal estacionado, aunque no esté en ninguna plaza que exija justificante horario.

Mi pregunta es: Esos falsos agentes de la autoridad, ¿tienen autoridad legal para ello? ¿O es que, después, tal vez, algún agente verdadero firma esas denuncias y las asume como propias, aunque él no haya estado presente en el lugar?

Si la policía está, verdaderamente, para servir al ciudadano, nadie (y mucho menos las instituciones públicas) deberían fomentar este tipo de confusiones.

Barcelona, 11 de marzo de 2009.

No hay comentarios: