lunes, 14 de diciembre de 2009

MIS DUDAS SOBRE EL ALAKRANA. Dmp35.

Ahora que ya se han superado las cuatro semanas desde la liberación de los pescadores del Alakrana secuestrados en las aguas del índico, pero el secuestro de ciudadanos españoles sigue siendo, tristemente, noticia de actualidad, me atrevo a formular públicamente algunas preguntas.

¿Es cierto que esos pescadores, cuyo secuestro mantuvo en jaque al Gobierno de España, no navegaban (y no lo hacen habitualmente) bajo bandera española? ¿Es cierto que navegaban bajo la ikurriña? ¿Es, este detalle, algo importante a tener en cuenta o una menudencia a ignorar? No obstante, ¿no es la ikurriña la bandera oficial del País Vasco y no es éste parte integrante de España? ¿Por qué, pues, han insistido algunos en este asunto y han insinuado que debía tenerse en cuenta la bandera bajo la que navegaban a la hora de prestar ayuda a ciudadanos españoles?

¿Es cierto que el Alakrana faenaba fuera del perímetro de seguridad desobedeciendo órdenes concretas que advertían de cómo más allá de ese perímetro era difícil garantizar la seguridad?

¿Por qué pescadores españoles (y de otros países europeos) van a faenar tan lejos de su tierra? ¿Qué ventajas tienen aquellas aguas? ¿Pertenecen a algún país o son aguas internacionales? ¿Pagan algún impuesto por la explotación de aquellas aguas o los países limítrofes no obtienen ningún beneficio?

¿La pesca que se realiza allí es un negocio privado? Entonces, ¿por qué deben ir escoltados por el ejército, que pagamos todos con nuestros impuestos? ¿Por qué debemos pagar la seguridad privada con que se ha dotado a cada pesquero? ¿Significa eso que, a partir de ahora, cualquier empresario que vea amenazado su negocio (por ejemplo, con robos continuos), puede solicitar vigilancia gratuita del ejército español o puede descontar del pago de sus impuestos todos los gastos en seguridad privada?

¿Se ha pagado rescate? ¿Quién pagó? Me parece evidente que las familias no: las cantidades de las que se hablaba superan sus posibilidades. ¿Pagó el armador? ¿Pagó el Estado? ¿Quiere esto decir que otras veces en que el Estado no pagó rescates y se nos dijo que el Estado no podía ceder al chantaje de unos delincuentes y se dejó morir a secuestrados, el Estado se equivocó? ¿O se ha equivocado ahora? Pagar el rescate por un secuestro, ¿no alimenta otros futuros secuestros? ¿No compromete al Estado ante otros futuros secuestros? ¿Es un delito pagar el rescate exigido por un secuestro? ¿Ha cometido un delito el Estado?

¿Cómo se paga un secuestro de este tipo? Imagino que no se llevan los dos millones en un saco y se lo entregan a los piratas, aunque hay quien dice que se les entregó el dinero arrojándolo desde una avioneta o un helicóptero. Me parece difícil de creer. De todos modos, yo creo que debe de haber ingresos bancarios, transferencias, y, por tanto, intermediarios. ¿No puede seguirse el rastro de ese dinero? ¿No puede interrogarse a los intermediarios? ¿No se puede (o se debe) acusar de un delito de colaboración necesaria a quienes ayudan a los piratas a cobrar?

Podría seguir. Creo que, para cualquier persona que piense, existen muchas dudas razonables sobre este asunto. Sin embargo, hay quien insinúa que, como todos los marineros han regresado a su casa sanos y salvos, debemos mirar hacia otro lado y no hacer preguntas. Difícil, porque ahora hay voluntarios españoles secuestrados en África. Además: cuando el gobierno acusa a quienes son críticos con su gestión del secuestro del Alakrana porque no saben ver lo importante, o sea, que al final los pescadores volvieron a sus casas sanos y salvos, ¿qué nos quiere decir, que el fin justifica los medios? ¿Es que ética y política no pueden conjugarse?

Sospecho que nadie contestará nunca mis múltiples preguntas. Ni siquiera sé si aspiro a ello: como filósofo, estoy acostumbrado a formularme preguntas para las que es difícil hallar una respuesta definitiva. Tal vez me conformo con que nadie me acuse de estar del lado de los piratas.


© Luis María Llena.
Barcelona, diciembre de 2009.

3 comentarios:

Ramon dijo...

Pq no haces el mismo artículo pr haciéndote preguntas pr sobre temas q tb interesan a otros lectores de otras ideologías como: Preguntándote cosas sobre la Trama Gurtel, La red de espionaje de Madrid, las escuchas ilegales q empezaron algunos o Los 50.804 euros del Ayuntamiento de Palma q se gastó Javier Rodrigo de Santos en chaperos. Sólo por mencionar algunos.
A mi particularmente me gustaría más tu blog!

Luis María dijo...

Te equivocas, Ramon, si crees que mis dudas sobre el Alakrana son una cuestión de ideología partidista. En una democracia, a quien hay que controlar y, por tanto, criticar es al gobierno; la oposición no tiene responsabilidades de gobierno y basta con no dárselas, con no votarla. Mis críticas no obedecen a una ideología partidista, aunque a ti te lo parezca. (Por ejemplo: Te recuerdo que tú y yo compartimos manifestación contra la guerra cuando gobernaba el PP; o, ¿te parece muy del PP mi postura sobre la señora Haidar, a la que han apoyado, sobre todo, gente de izquierdas?) Quizá el partidista eres tú, porque sólo me propones casos de corrupción que afectan al PP, cuando hace poco salió a la luz que la corrupción afecta por igual a los dos grandes partidos,PSOE y PP. La corrupción hay que denunciarla y perseguirla siempre, sin mirar la ideología; porque la corrupción no tiene ideología. De ello ya hablé en mi artículo del 16 de noviembre.

RAMON dijo...

Tu postura sobre Haidar si me parece muy del PP:
"El gobierno español (sobre todo, los gobiernos socialistas) lleva años tratando al reino de Marruecos como a un buen vecino e, incluso, como a un amigo. Nunca le reprocha su falta de respeto por los derechos humanos o su poco democrático sistema; nunca le hacen cumplir las resoluciones de la ONU sobre el referéndum de autodeterminación del Sahara. Y así va pasando el tiempo sin que nadie se moje por ese pueblo."