lunes, 17 de junio de 2013

SONETO VIGILANDO UN EXAMEN. Dmp110.

El pasado viernes me tocó vigilar un examen de castellano en primero de bachillerato. Pilar les había puesto un soneto. Los alumnos tenían que decir, entre otras cosas, el tipo de composición potética, tenían que contar las silabas, hallar la rima... Todo ello, unido a lo aburrido que resulta vigilar un examen, me llevó a escribir un soneto. Aquí lo tenéis:

Vigilando un examen siento y pienso
que es muy dura la vida de estudiante,
siempre le queda mucho por delante,
el campo del saber resulta inmenso.

Responder al examen siempre es denso,
concentración exige a cada instante,
el más experto siempre es principiante,
aun el calmado hállase bien tenso.

Unir saber con nota es indecencia:
saber es una cosa, otra el examen,
entre las dos no siempre hay coincidencia.

Por más que algunos siempre lo reclamen,
no es aprobar sinónimo de ciencia.
¡No la nota, el saber quiero que amen!

No hay comentarios: