lunes, 18 de julio de 2011

Décimo día.

Diriamba, lunes, 18 de julio de 2011.

Parte meteorológico: A las 6 de la mañana me despertó la tormenta y la lluvia, pero, cuando me levanté a las 7 hacía sol. Ya no ha llovido en todo el día y esta noche el cielo está estrellado.

Hoy hemos comenzado una dinámica diferente, Quique ha empezado a trabajar de nuevo y, por tanto, ha estado ausente de casa una buena parte de la mañana y una buena parte de la tarde. Yo me he quedado en casa con Laurita, de niñero. Por la mañana hemos hecho deberes (tareas, dirían aquí) y, por la tarde, hemos rodado un vídeo para enviarlo a sus primos.

Así, hoy apenas he salido de casa. La fotografía es de días atrás y está tomada desde el coche, en plena marcha. Así van los autobuses o coches de línea. Hoy sólo hemos salido después de cenar, junto con el profesor Guillermo, a tomar un café a La Casona, en la vecina San Marcos. Aprovecho esta falta de hechos narrables para dedicar mi página de hoy al castellano que se habla en Nicaragua.

En Nicaragua se habla español, claro, y podemos comprendernos perfectamente. Sin embargo, hay algunos matices de vocabulario que pueden crear sorpresa e, incluso, confusión.

Están los habituales de toda Latinoamérica y que ya conocemos por los culebrones o por los latinos que viven en España: CARRO (por coche), ANTEOJOS (por gafas), TENIS (zapatillas de deporte), CELULAR (teléfono móvil), FRIJOLES (judías), MANEJAR (conducir), EXTRAÑAR (echar de menos), PISO (suelo), ALCANZAR (llegar)…

Pero los nicas tienen otras expresiones que sorprenden, incluso, a otros latinoamericanos (como al profesor Guillermo, que es peruano). Yo no puedo distinguir lo que son modismos exclusivos de Nicaragua y los que son comunes a toda Latinoamérica. Aquí os ofrezco algunos.

PULPERÍA: Por todos los lados las encuentras pero, en contra de lo que pueda pensarse, no es un restaurante especializado en cocinar pulpo. Una pulpería es una tienda, un comercio pequeñito, en los pueblos. Un colmado, una tienda de abastos. Sé que este término sorprendió también al profesor Guillermo, peruano, que un día preguntó por una tienda y le dijeron que aquí no había, que sólo en la capital. Aquí hay pulperías.

PIPIÁN: Es el calabacín. Y doy fe de que la tortilla de pipián está tan buena como la de calabacín. Pero aquí los pipianes no tienen la piel verde, sino blanquecina (como si no les hubiera dado el sol, o algo así).

PICHINGA: Cualquier recipiente para transportar líquidos, por ejemplo, una botella de agua.

CIPOTE: Aquí no es lo que algunos estáis pensando, sino que es un niño. (Supongo que se trata de una sinécdoque, tropo literario que consiste en tomar la parte por el todo.) De todos modos, creo que en algunos lugares de Andalucía esto ya se usa así.

MAJE: Se utiliza para referirse a una persona indeterminada, como en la España actual se dice “tío”. Por ejemplo: “¿Qué hay, maje?”

MONTOSO: Relativo al monte.

HASTA QUÉ HORA: Desde qué hora. (Muy importante, porque si Omar me pregunta “¿Hasta qué hora vas a necesitar la moto taxi?”, yo debo entender: “¿A qué hora vas a necesitarla?”)

ROCOLA: Gramola.

TERAPIAR: “Comer el coco” a alguien.

ESTAR AHUEVADO: Estar atontando o desanimado.

TOSTÓN: Rodaja de plátano verde, machacado y frito.

IR PAPELEADO: Ir a toda velocidad.

CULEAR, MOLER, CHUCHAR: Follar, echar un polvo.

LAPICERO: Bolígrafo.

LAPICERO DE GRAFITO: Lapicero.

MEDIDOR: Contador. (Por ejemplo, el de la luz).

LENTES: Gafas. (Curiosamente, mi abuela las llamaba lentes).

TAJADOR: Sacapuntas. (Curiosamente, en Barbastro ya le llamábamos así, tajador, y cuando llegué a Zaragoza, mis compañeros de curso no sabían qué era y se me reían).

ZONA FRANCA: Polígono industrial.

REFRIGERADORA: Nevera.

PALO: Árbol.

DESPALAR: Desforestar.

ANDAR JALANDO: Estar de novios.

FREGAR: Estropear. Por eso, podemos oír: Se me fregó la moto. En cambio, Claudia no entendía por qué yo le decía que estaba "fregando el suelo".

LAMPAZO: Fregona.

POLICÍA ACOSTADO: Badén. Este es muy curioso. Se refiere al obstáculo artificial que se pone en la calzada para limitar la velocidad de los vehículos. O sea, que el conductor hace lo mismo (reducir la velocidad) que si viera a un policía. Por eso lo llaman policía acostado.

TRASTES: Vajilla.

CORRECTO: Sí. Es muy habitual que a cualquier pregunta, en lugar de “sí” te contesten “correcto”. “¿Vamos a Managua esta tarde?” “Correcto”, o sea, sí.





ENCOLOCHAR: Encuadernar. Claro, yo vi en una tienda que ponía “IMPRESORAS, FOTOCOPIAS, FAX, ENCOLOCHADO” y no acertaba qué podía significar. Me dice Claudia que también significa rizar el pelo.

GRAMA: Césped.

POR CONECTE: Por enchufe. Él consiguió la licencia de conducir por conecte.

POR DEBAJERA: Bajo mano.

CHEPE: Pepe.

ESTAR LARGO: Estar lejos.

PARQUEO: Aparcamiento.

PIDEVÍA: Intermitente.

BRISANDO: Lloviznando.

Pero la que a mí más me gusta de todas es…

PAGAR AL SUAVE: Pagar a plazos.

Mañana es un día especial, ya os lo contaré…

No hay comentarios: