martes, 1 de octubre de 2013

RECTIFICACIÓN Dmp117.

Yo había dicho y escrito en varias ocasiones (algunas en este mismo blog) que no se me buscara en Facebook ni en Twitter, que yo no los necesitaba para nada. Pues bien, ya estoy en Facebook y en Twitter. No sé si decir que he sucumbido o que he rectificado. La cuenta de Facebook me la abrí el curso pasado para poder seguir el Facebook de mi escuela y el Twitter me lo acabo de hacer para poder seguir a un buen amigo, cocinero de profesión, que va piando todos los lugares donde come o cena y encuentra algo digno de contar.

Puedo justificarme ante mí mismo diciendo que he accedido a esas herramientas cuando las he necesitado o me han sido útiles para algo en concreto. A pesar de ello, reflexiono y creo que mi actitud es paradigmática, al menos entre quienes ya tenemos una cierta edad: nos negamos a asumir los cambios y exageramos las dificultades o los peligros. Así me ocurrió a mí con Facebook y a lo que escribí me remito, porque no creo que haya dejado de ser verdad. No obstante, sin negar aquello, ahora soy capaz de descubrir también las ventajas y las utilidades.

Al final, es lo de siempre, algo que deberíamos recordar: la ciencia y la técnica por sí mismas no son buenas ni malas, lo será el uso que cada uno hagamos de ellas.



LuisMaría@luismariallena

No hay comentarios: