jueves, 24 de diciembre de 2015

¡FELIZ NAVIDAD!

A VECES, HAY AÑOS DIFÍCILES, años que empezamos con dificultad y acabamos con alivio, casi sin ganas de escribir por estas fechas… pero es Navidad.

Un año más, nadie detuvo la guerra en Siria que nos salpicó cruzando la frontera mientras discutíamos qué hacer con los refugiados… pero es Navidad.

Intifada de puñales en Gaza y Cisjordania, respondida con disparos… pero es Navidad.

Atentados en Bardo, Carissa, Kabul, París, Ankara, Bangkok, Kuwait, Túnez, Beirut, Copenague y tantos otros… pero es Navidad.

En la escuela donde trabajo, varios profesores hemos despedido al padre o a la madre, otras acompañan al suyo con duras decisiones. Una profesora batalla ejemplarmente contra el cáncer y otras acompañan a seres queridos en la lucha contra la enfermedad… pero es Navidad.

A mi amigo José, de Valladolid, le han extirpado el páncreas. En marzo se marchó “la Angelines” y de manera prematura murió nuestro vecino Antonio… pero es Navidad.

Mi madrina Petrita cumplió los cien años y, pocos días después, se marchó con una sonrisa… pero es Navidad.

Es Navidad. A pesar de todas las tristezas, siempre brilla una estrella de esperanza; la fe se mantiene encendida en medio de la noche alumbrando ese pesebre de un Dios encarnado en cada cruz.

Este año murió papá, sí… pero ES NAVIDAD.

FELIZ NAVIDAD.
Con mis mejores deseos para 2016.

No hay comentarios: